8e211667d19f45d3b6ed973cb1d603507ea8dbfc ¿Eres oveja o tigre? Tú eliges..

¿Eres oveja o tigre? Tú eliges..

Actualizado: jul 10

"En un lugar de la India una tigresa estaba atacando un rebaño de ovejas cuando se puso de parto y dio a luz un hermoso cachorrito. Poco después murió.

El cachorro de tigre fue adoptado por el rebaño y creció feliz, creyendo que era una oveja más del mismo. Así comía hierba, balaba y retozaba tiernamente en los campos. Vivía apaciblemente con su familia adoptiva desconociendo su verdadera naturaleza hasta que un día el rebaño fue atacado de nuevo por un tigre que se sorprendió de encontrarlo allí y le pregunto:

- ¿Cómo es posible que actúes como un oveja? ¡Tú eres un tigre!

El tigre-oveja simplemente baló asustado por encontrarse con un animal tan fiero.

Así que el tigre decidió llevarlo a un lago cercano para que su reflejo le convenciera de que no era una oveja, sino un tigre.

El tigre oveja vio su reflejo en el agua, tan parecido al del tigre… pero nada cambio. Seguía convencido de que era una oveja y se encontraba muy asustado por estar alejado de su antiguo rebaño y en presencia de un animal tan libre, independiente e instintivo.

El tigre se fue a cazar y al llegar la noche volvió a darle un trozo de carne de su presa a su nuevo compañero tigre-oveja, pero este no quiso comer, horrorizado por el ofrecimiento.

Entonces el tigre lanzo un increíble rugido que se oyó en todo el valle y ordeno al tigre-oveja que comiera. Este asustado baló levemente y le dio un bocado a la carne. Entonces su cuerpo reaccionó y sintió su naturaleza real.

Y así fue como descubrió su instinto perdido por la educación e identificación dentro del rebaño que le había acogido al nacer"


(Cuento Hindú. Escrito por Olga Calvo Martínez)


Como has visto en el cuento, todos nos hemos pasado mucho tiempo viviendo aferrados a nuestro personaje, que ya no sabemos quiénes somos ni cuál es nuestra verdadera natura-leza. Y eso hace que nos creamos incapaces de hacer determinadas cosas simplemente por el hecho de que nos hemos autoconvencido de que somos así o de que no tenemos las capacidades para hacerlas. Por eso, en ocasiones necesitamos un 'tigre' que nos enseñe lo que somos realmente y que nos muestre también que la libertad de ser quien realmente somos es posible


Y es que la filosofía de las simpáticas ovejas es la de hacer lo que los acontecimientos externos les obligan, perdiendo la responsabilidad sobre sus actos (las circunstancias mandan), y por tanto, siendo 'inocentes' ya que no tienen culpa de que las cosas no sean como deberían ser. La culpa es siempre de los demás, y siempre hablan haciéndose la víctima, debido a que en sus vidas no son más que víctimas de lo que otras deciden, y no pueden hacer otra cosa diferente a lo que hacen (el famoso hombre-oveja...). El hombre-oveja es carne de cañón para los tiranos (políticos, jefes, cónyuges...), ya que manejar a las ovejitas es fácil, y más aún si viven en rebaño


En cambio, el tigre sabe quién es y asume su responsabilidad, y no vive según las circunstancias. Evidentemente, esto no quiere decir que el hombre-tigre siempre logre sus objetivos, pero al menos no huyen de la ansiedad de tener que elegir, de tener que decidir, como hace los hombres-oveja.

El hombre-tigre está sometido a la frustración de saber que no siempre va a poder alcanzar sus objetivos; sus decisiones y acciones no siempre van a salir como él desea. Pero esta capacidad y responsabilidad de sus propias decisiones ante la vida es lo que los hace realmente HUMANOS.


0 vistas