8e211667d19f45d3b6ed973cb1d603507ea8dbfc Hago las cosas como las hacía mi abuela, porque sí...

Hago las cosas como las hacía mi abuela, porque sí...

Los estereotipos son un evidente ejemplo de definiciones preconcebidas transmitidas de generación en generación hasta que automáticamente se convierten en la visión que tenemos del mundo.

Y aquí, un ilustrativo cuento:

"Todas las Navidades un hombre le preguntaba a su esposa por qué cocinaba el pavo con las patas cortadas.

—¿Por qué –preguntaba– no puedes servirlo entero, como hace todo el mundo?

Su esposa, poniéndose a la defensiva, le contestaba siempre:

—Así es como me enseñó mi madre que debía hacerlo.

El marido no se quedaba satisfecho con la respuesta. Un año decidió profundizar en la cuestión.

—Vamos a preguntarle a tu madre – sugirió.

Llamaron a la madre, que confirmó lo que la hija decía:

—Sí, es verdad, siempre le cortamos las patas al pavo para cocinarlo.Al preguntarle por qué, contestó que esa era la manera en que le enseñó su madre, y que su madre era una cocinera estupenda.

El hombre, deseando llegar de una vez por todas al fondo del asunto, llamó a la abuela de su mujer, que tenía ochenta y tres años y le dijo:

—Sí, claro, cuando yo era joven siempre le cortábamos las patas al pavo antes de ponerlo en el horno, ¡pero es porque en aquellos tiempos los hornos no eran lo bastante grandes!"


19 vistas