8e211667d19f45d3b6ed973cb1d603507ea8dbfc

La clave para tener éxito es...

Para tener éxito en general, claro que hacen falta varias cosas, pero lo fundamental para mí es no tener miedo. No, no entiendas esto como ser un loco, un temerario o un imprudente. No tiene nada que ver.

Cuando me refiero a no tener miedo, quiero decir que en nuestros negocios, en nuestras empresas y en nuestras profesiones, no tenemos nada que temer (bueno, si eres equilibrista o lanzador de cuchillos, tal vez,...).

Tenemos demasiado miedo al fracaso, y el fracaso sólo es fatal cuando dejamos que sea así. Cuando nos escondemos, nos acurrucamos, nos deprimimos o bien buscamos la conmiseración de otros en la misma condición, es entonces cuando el fracaso sí que puede ser fatal de la muerte...

¿Y cuál es la mayor manifestación de fracaso que encontramos hoy? Pues lo que algunos llaman victimización auto-impuesta (vaya palabra). ¿Y esto que és? Pues sencillamente, renunciar a hacernos responsables de nuestros actos y de nuestro destino. Y claro, damos esas responsabilidad a otras fuerzas exteriores, pasando a convertirnos en auténticas víctimas profesionales.

El hacerse la víctima es de lo peor de lo peor, ya que cuando lo hacemos, estamos renunciando al control, y simplemente, nos limitamos a la queja...Y dejamos de trabajar para triunfar, malgastando nuestro tiempo intentando descubrir con ayuda de los demás por qué no triunfamos.

Al achacar el motivo de nuestro fracaso al destino del mundo cruel en el que vivimos, al azar, o a cualquier entidad espiritual, nos equivocamos enormemente, ya que llegamos a creer que no podemos ayudarnos a nosotros mismos, sino que necesitamos apoyarnos en otros, que, seguramente, ni saben que les culpamos por nuestra condición.

Como dice en su libro 'Efecto Maverick' :"...la pista interna hacia el éxito se parece más a una carrera de obstáculos que a una maratón. Superamos obstáculos, viento, agua, peligros y a otros competidores. Pero cuando recorremos la pista una vez ya debemos estar familiarizados. Y si seguimos resbalándonos en el mismo sitio, el problema no es la pista, sino nosotros...La pista no conspira contra nosotros, somos nosotros los que no sabemos aprender de la experiencia".



18 vistas