No intentes agradar a todo el mundo. No lo vas a conseguir

Todos sabemos que es muy difícil agradar a todo el mundo. Sin embargo, seguimos haciendo cosas para intentar caer bien a todos. Y por mucho que lo intentemos, no lo vamos a conseguir.

Casi seguro que a veces te hayas sentido mal por lo que alguien haya dicho de ti. Y eso motivó que la decisión que tomaste intentaras ajustarla al gusto de esa persona. Pero claro, al hacer eso, debes de tener en cuenta de que otra persona te va a criticar porque no le gusta esa decisión.

Sobre este afán de caer bien a todo el mundo, está el famoso cuento de 'El Viejo, El Niño y el Burro':

"Érase una vez un abuelo y un nieto que decidieron emprender un viaje junto con un burro. Inicialmente el anciano hizo que el niño montara en el animal, con el fin de que no se cansara. Sin embargo, al llegar a una aldea, los lugareños empezaron a comentar y criticar que el anciano tuviera que ir al pie mientras que el niño, más joven y vital, fuera montado. Las críticas hicieron que finalmente abuelo y nieto cambiaran posiciones, yendo ahora el anciano montado sobre el burro y el niño caminando al lado.


Al pasar por una segunda aldea, los lugareños pusieron el grito en el cielo de que el pobre niño fuera caminando mientras el hombre mayor lo hacía cómodamente montado. Ambos decidieron entonces montar en el animal.


Pero al llegar a un tercer poblado los aldeanos criticaron durante a ambos, acusándoles de cargar en exceso al pobre burro. Ante esto, el anciano y su nieto decidieron ir ambos a pie, caminando al lado del animal.


Pero en un cuarto pueblo se rieron de ellos, dado que disponían de una montura y ninguno de ellos viajaba en ella.


El abuelo aprovechó la situación para hacer ver a su nieto el hecho de que, hicieran lo que hicieran, siempre habría alguien a quien le parecería mal y que lo importante no era lo que otros dijeran, sino lo que creyera una mismo"


(Anónimo)

0 vistas