8e211667d19f45d3b6ed973cb1d603507ea8dbfc

No puedo más con la vida...Soy una fuente de estrés (y 2)

Puedes leer el artículo anterior aquí: quiero leer el artículo


No podemos soportar un alto nivel de estrés durante mucho tiempo. El padecer estrés largo períodos es un problema, ya que como dijimos en el anterior artículo, las hormonas del estrés van a inhibir tu sistema inmune.


Cuando vivimos en estrés, lo desconocido es un lugar aterrador y que hay que evitar. Nos aferramos a nuestro miedo, a nuestra culpa, a nuestra tristeza, y preferimos eso a arriesgarnos a la posibilidad de descubrir un mundo diferente, nuevas oportunidades.

¿Por qué? Porque al estar en supervivencia debida al estrés. este no es un buen momento para crear, imaginar, aprender, reflexionar...Es el momento de correr, pelear, esconderse,...


Al vivir en estrés, ponemos toda nuestra atención en el mundo exterior, donde el peligro está en las personas, cosas, lugares...Nos centramos en la materia, en el entorno, obsesionándonos con el tiempo, con lo que nos rodea... Cuando estamos estresados, tenemos miedo a decepcionar a la gente, y miedo de cómo nos ven los demás. Tenemos estrés por cómo nos sentimos ante los ojos de los demás...


Y esa respuesta continuada al estrés nos conduce a la enfermedad, porque como he comentado anteriormente, nadie puede vivir en modo de emergencia durante mucho tiempo.

Las hormonas del estrés afectan a tu cerebro, le hacen funcionar de forma más incoherente. Nos hacen reaccionar más rápido, pero peor, lo que a su vez no hace menos inteligentes.

La ansiedad afecta al corazón, al intestino delgado,...la preocupación al páncreas, al estó-mago...Cuando estamos en situación de estrés prolongado, entramos en fatiga suprarrenal, que es cuando nuestra glándulas suprarrenales, las que generan el cortisol, la hormona del estrés, ya no pueden mantener ese nivel de producción de cortisol.

Así, cuando nos levantamos por la mañana, nos sentimos fatigados, como si nos hubiera pasado una apisonadora por encima...Y claro, al levantarnos así un día tras otro, cansados y encima con esa sensación de presión y urgencia, pues...qué te voy a decir

Y ya sabes que cuando nos encontramos cansados, todo se hace más difícil, lo vemos de otra manera.Elegimos peor en todos los aspectos de nuestra vida: tomamos peores decisiones en nuestro trabajo, elegimos peor en nuestra vida privada, elegimos peor nuestra comida, nuestro ocio, y por supuesto, elegimos peor nuestra forma de hablar y de cómo hablar a los demás.

Para terminar, decir que la OMS ya calificó al estrés como 'epidemia global'. Según el Instituto Nacional de Estadística, (INE), el estrés, la ansiedad o la depresión afectan casi al 20% de la población adulta española. Patologías como depresiones, dolencias cardiacas, alteraciones cardiovasculares, lesiones musculares, problemas circulatorios o dermatológicos puede tener su origen o verse agravadas por el estrés...

Y una idea que apunta el conocido biólogo celular estadounidense Bruce Lipton:

"Más del 90% de las enfermedades se basan en el estrés y en la forma de vida. Y no en la genética".



Fuente: Gaia


9 vistas